En Springfield, ¡díselo con flores!